domingo, 5 de abril de 2009

ORUGAS (MÁSCARAS DE SAL)

Salí una tarde a caminar
a darle aire, a mi ansiedad
quise olvidarme de consumir
que ni el almuerzo salí a comprar.
nunca jamás imaginé
lo que ésa tarde iba a pasar,
bajo de un árbol me recosté,
y ví a ésa oruga, mirando me decía:
ah- ah- ah- ah- ah- ah- ah- . . .
hipnotizado y sin hablar,
me mira fijo, que va a pasar?,
detrás de ella venían más,
muy decididas a almorzar, decía:
ah- ah- ah- ah- ah- ah- ah- . . .
todas verdosas, van por detrás,
me van llevando a su lugar,
es increíble, yo en su mesa,
soy su comida, su gran manjar.
ah- ah- ah- ah- ah- ah- ah- . . .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada